Blogia
BOHEMIOS

UN BOHEMIO EN VIETNAM

UN BOHEMIO EN VIETNAM

CUANDO UN AMIGO SE VA

 

Alberto Kaminker, es un economista con una vasta trayectoria en el servicio diplomático de nuestro país que lo ha llevado a desempeñar distintas tareas en sendas representaciones en el exterior tales como Barcelona, Varsovia, París o Nigeria. Además es un hincha de Atlanta de toda la vida y, desde la última asamblea, es miembro de la actual Comisión Directiva como vocal suplente. En algún momento su pasión por Los Bohemios trascendió el ámbito más estrecho, como cuando Clarín registró el abandono a una cena en París para conocer -vía telefónica- el desenlace del célebre penal de Ferreiro o su diálogo con Rafael Bielsa que luego el entonces canciller transcribiera en forma de cuento en la contratapa de Página 12. Tito –como todos lo conocen- acaba de ser nombrado, como colofón de su carrera, Embajador Argentino en Vietnam. Un grupo de amigos que se conocieron y nuclearon a través del libro de visita de la Taberna del Siome (foto) le brindaron este sábado una cálida despedida en el mismo estadio del club de sus amores. Por algún tiempo la platea del León Kolbowski tendrá un espacio vacío imposible de llenar.

A continuación un fragmento del relato de Rafael Bielsa

 

    La tercera religión

 Por Rafael A. Bielsa

Salimos desde el hotel hacia Orly con una lluvia de julio que sumergía los tejados de París. Yo viajaba en el asiento del acompañante de la camioneta de la embajada, Federico en la segunda fila y Aníbal en la última. La madrugada se despedía de la sombra entre vapores y rachas de rancio viento francés. Comenté que no había pegado un ojo en toda la noche.
–Yo tampoco –escuché que decía una voz emprendedora junto a mi oído–. Era Tito, un funcionario diplomático que tenía la responsabilidad de solucionar todo inconveniente hasta que subiéramos al avión que nos dejaría en Italia.
–Y usted, ¿por qué no durmió? –me escuché preguntarle, atento a la velocidad ligeramente subsónica del vehículo.
–Porque ayer me trajeron el tape de Atlanta-Argentino de Merlo, señor, y vi el partido tres veces. Ya no jugamos más contra equipos, sino contra estaciones de tren, señor, y para colmo sacamos un empate en cero.
Con un optimismo crédulo me explicó:
–Yo tengo tres religiones, señor. La primera es Atlanta. Y los cuatro sacerdotes de esa religión son Néstor Martín Errea, Norberto “Beto” Conde, Jorge “La Chancha” Fernández y Juan Carlos Puntorero. ¡Qué jugadores, señor, qué jugadores!

 

Para leer el cuento completo: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/index-2003-07-31.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres